Relación entre un curso de capacitación laboral y el éxito en la vida

Capacitacion laboral y exitoEl éxito es como un curso de capacitación laboral.

Un día comienzas. Lo buscas. Lo persigues. Te preparas. A veces avanzas mucho. A veces poco. Alguna vez un retroceso. Pero sigues adelante. Adquieres las habilidades. Las usas. Te acostumbras a lograrlo. Y un poco antes de terminarlo, te das cuenta que el curso no era el diploma, era el proceso. Un diploma no te da las habilidades. Lo hace el tiempo de búsqueda y práctica.

 

Pero entonces, ¿cómo defines el éxito? ¿Cómo un punto final? ¿Cómo un “andar andando”? ¿Es el éxito cómo tener un montón de dinero? ¿O tal vez puedes definir el éxito como ser capaz de vivir la vida como quieres vivirla? No me malinterpretes. En cada respuesta hay cosas buenas por las cuales luchar. Todos sabemos que el éxito no es algo que todos alcanzan en todo momento.

Igual que un curso de capacitación laboral, un año un grupo lo logra, y otro grupo no.

Hay pesos y contrapesos que provocan ganadores y perdedores diferentes, en diferentes momentos de la vida.

 

Yo pienso igual que tú: la mayoría de las personas quieren estar del lado ganador. Sin embargo, muchos se acercan a personas que siempre están en el mismo lugar. ¿Sientes que eres una de esas personas? Obviamente, si eres una persona que está buscando y tratando de mejorar su vida, que quiere capacitarse, que quiere
avanzar, con toda seguridad tú quieres estar en el lado ganador.

 

Tener éxito puede significar muchas cosas. Mi definición de éxito es lograr aquello que pretendemos lograr. Por ejemplo, desde muy joven tuve la intención de tener una familia, y te confieso que hoy tengo una gran familia: esposa y dos hijas. Yo considero que esto es un éxito para mí. En ese caso específico, mi curso de capacitación dio como resultado un diploma, el mejor de ellos. Miro en mi mente
la cara sonriente de cada una de mis tres mujeres, y sé que no solo me dieron diploma, sino medalla y honores.

 

El éxito no quiere decir que te veas mejor que la gente que te
rodea. Creo que el concepto del éxito viene del interior, de cómo te
percibes a ti mismo y a tu vida. El éxito no es algo que tengas que demostrar día a día. El éxito es cómo vives tu día, como encaras tu capacitación, como defiendes tus logros, como haces camino al andar.

 

Por eso, he aquí tres consejos para tener esa clase de éxito:

 

Crea una visión de ti mismo, de lo que deseas ser

 

Tener una visión es el primer paso y el más importante en cualquier plan exitoso. Crea una visión de lo que piensa que serás. Escribe cómo quieres verte a ti mismo dentro de un año, comenzando hoy. Piensa cómo se verá tu vida entonces. Tener una visión te ayudará a centrarte en lo que quieres lograr. Si ya estás dispuesto a tomar un curso de capacitación laboral para mejorar lo que hoy
tienes, imagínate siendo y haciendo lo que el curso te promete o te propone. Mírate siendo un carpintero. Disfrútate en tu mente manejando con habilidad agujas de crochet y tejiendo felicidad para otros.

 

Mantén buenos hábitos y rompe con los hábitos improductivos

 

Lee y aprende sobre el mundo que te rodea, y no solo sobre las materias de tu curso de capacitación laboral. Piensa en las
oportunidades, pero no seas impulsivo cuando se presenta una. Come bien y haz ejercicio. Después de todo, lo que hagas de bueno siempre comenzará en tu interior, y en tu propio cuerpo.  Acostúmbrate a disfrutar de tu buena salud pero no des por sentado
que la tendrás. Añade una correcta actitud hacia la vida. Aprende a
manejar las distracciones, ya que habrá un montón de ellas a las cuales hacerle frente. No utilice las distracciones como excusa para explicar tu fracaso. Si no avanzas con las lecciones previstas en tu curso de capacitación laboral, simplemente resuelve retomar y continuar.

 

Disfruta del proceso

 

Disfruta tu camino hacia el éxito. En el futuro de tu visión, recordarás con cariño cada minuto frente a la computadora estudiando, o practicando torpemente las primeras aplicaciones de las herramientas. El camino estará lleno de adversidades. Mantén por lo tanto tu sentido del humor, porque es posible que experimentes problemas muy difíciles en el camino. Se responsable, tratar de controlar tu tiempo para que sea tan eficaz como te sea posible.

 

Recuerda que el éxito no es gratuito y tiene su cuota de sacrificio. El precio que paga es el tiempo y el esfuerzo. El éxito es difícil pero gratificante (incluso durante la carrera hacia el éxito, mientras
estudias y te preparas). 

Para tener éxito trabaja duro, edúcate con confianza involucrándote de lleno en tu curso de capacitación laboral, y acepta también un poco de suerte de tu lado.

 

 

Si has leído hasta aquí, quizá quieras hacer un ejercicio: escribe abajo en un comentario cómo estás hoy en relación a alcanzar “tu éxito”, ese que forma tu visión. Te aseguro que dentro de unos meses, o años, lo volverás a leer, y será un estímulo lo que hayas logrado. Anda. Ve y escribe un comentario. Prometo contestar y reflexionar contigo si es necesario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s